Apr 26, 2021

Los 7 beneficios de las clases de pintura o dibujo

Elisabeth Torralba
Elisabeth Torralba | Lectura 4 min

Aprender a pintar en una escuela de dibujo o en una Academia de pintura aporta grandes beneficios para la salud de niños y adultos. ¿Quién no ha pintado, dibujado, coloreado o creado manualidades de difícil interpretación cuando era pequeño? Todos tenemos un impulso creativo en mayor o menor medida sobre todo en la infancia pero al hacernos adultos las obligaciones y la rutina hacen que dediquemos mucho menos tiempo a nuestro yo creativo. Si tienes una escuela de arte o estás pensando en dedicarte a dar clases de arte profesionalmente: te explicamos los 7  beneficios más importantes a nivel físico, mental y espiritual para tus alumnos.

Niños en clase de pintura

1. Mejora la comunicación

El arte nos ayuda a comunicarnos en un lenguaje distinto, más personal que nos permite expresar emociones y sentimientos que a veces no resultan tan fáciles de comunicar verbalmente. Pintar un cuadro nos da la oportunidad de exteriorizar lo que llevamos dentro y mostrar al mundo cómo vemos la realidad. Esto es un gran beneficio para todas las personas, pero sobre todo las actividades artísticas son muy aconsejables para personas con déficit comunicativo como por ejemplo: excesiva timidez, autismo y otras discapacidades.

2. La pintura como terapia 

La pintura nos ayuda a distraernos de nuestros problemas, para pintar tienes que concentrarte al máximo y dejar a un lado pensamientos negativos y otras preocupaciones. Se trata de una actividad individual, ya sea en casa o en la clase, el alumno entra en su propio mundo. Centrarse en un lienzo en blanco permite aislarse de forma positiva de la realidad, es una especie de descanso mental que ayuda a reducir el estrés, genera relajación y sentimientos de felicidad.

Las actividades creativas favorecen un mejor estado de ánimo, puedes transformar todo aquello que te preocupa en algo agradable. Por eso las terapias psicológicas con actividades artísticas son cada vez más comunes, especialmente en niños, pero también en adultos, ya que pintar reduce la depresión y la ansiedad.

3. Aumenta la autoestima

Gracias al reto que conlleva el proceso de enfrentarse a un lienzo en blanco la autoconfianza y la autoestima se reafirman. El crear algo desde el principio incluso si cometemos errores siempre es positivo, el hecho de seguir avanzando para aprender como arreglar esos errores o cómo corregirlos en el siguiente cuadro hace que ganemos mayor autoconfianza. Las mejores academias de arte proporcionan un ambiente relajado y no competitivo que ayuda a sus alumnos a conseguir mayores logros personales, esto fortalece la individualidad y el autoestima. Realizar actividades que puedan fortalecer la autonomía es muy beneficioso para personas con cierta codependencia o personas mayores.

¿Preparado para mejorar tu negocio?

Estamos aquí para ayudarte a alcanzar tus sueños, si estás interesado en conocer nuestra plataforma ¡te la enseñamos sin compromiso! Solo tienes que reservar una demo con nosotros. Durante la demostración analizaremos tus necesidades y podrás resolver todas tus dudas.

Niño en clase de pintura
Mens sana in corpore sano

4. Estimula la movilidad

¿Sabías que pintar mejora la motricidad fina? Aprender a sostener y manejar el pincel y/o lápiz ayuda a regular los movimientos de la mano y estimula las conexiones cerebrales. En el caso de los niños, pintar es de especial importancia para el desarrollo de este tipo de motricidad, y en los adultos, ayuda a mantenerla y fortalecerla. 

Para las personas mayores aprender a presionar más o menos el pincel sobre el lienzo, a mezclar los colores sin extenderlos por toda la paleta, a mojar solo la punta del pincel o aplicar la pintura con delicadeza requiere practicar y practicar movimientos pequeños, calculados y muy precisos que favorecen la prevención del Parkinson.

5. Aumenta la actividad cerebral

 

Mens sana in corpore sano

Seguro que has escuchado esta cita muchas veces, pues bien las clases de arte son como un gimnasio para el cerebro. Así como cuando haces ejercicio tus músculos se ponen en forma, lo mismo ocurre en tu cerebro cuando pintas: El dibujo y la pintura estimulan los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho. El primero trata con los elementos racionales y lógicos, y el segundo maximiza nuestra creatividad y nuestras emociones.

La práctica de la pintura es especialmente útil durante las etapas de crecimiento y desarrollo de los niños, no es casualidad que sea una asignatura obligatoria en la escuela. Pero también es considerada importante en la edad adulta, al ser muy útil para combatir enfermedades como el Alzheimer, ya que mejora la calidad de vida y reduce la ansiedad y la depresión en los enfermos. 

Academia de pintura

7. Mejora la concentración

“Microsoft descubrió que desde el año 2000 la capacidad de atención promedio se redujo de 12 segundos a 8 segundos. Según muchos expertos la causa es un estilo de vida cada vez más digitalizado en el que la cantidad de información es enorme.”

 

En esta sociedad caótica y cuánto menos estresante, cada vez nos cuesta más concentrarnos. La televisión y las redes sociales donde la mayoría de veces ejercemos de meros espectadores y apenas requieren de concentración hacen que cada vez sea más complicado para niños y adultos prestar atención.

En cambio, al pintar, tenemos que identificar primero qué color es el que necesitamos plasmar, luego, qué colores hay que mezclar para obtener el color en cuestión y en qué proporciones. Después, aplicar el color eligiendo el tipo de pincel adecuado y prestando mucha atención a la forma de mover y presionar el pincel. Para todo ello se requiere mucha capacidad de observación y concentración.

6. Desarrolla la Inteligencia emocional

Pintar nos enseña autocontrol y paciencia para conseguir nuestros objetivos. Un cuadro no se pinta en una tarde, al menos uno con cierto detalle o que requiera que se sequen las capas anteriores de pintura. Poco a poco los alumnos, de forma inconsciente, comenzarán a aplicar en su vida diaria la paciencia que han aprendido en clase para resolver sus problemas cotidianos.  

 Mejora la capacidad de evaluación y de análisis, así como de autocrítica, sin caer en la autocrítica excesiva e injusta, que no es nada positiva. Los alumnos irán comparando su trabajo con la obra original que están reproduciendo, la fotografía o modelo. Observando las similitudes, los errores, los éxitos y comparando su evolución con la de los compañeros. Aprendiendo en definitiva cómo mejorar su técnica.

 Hacer que las emociones fluyan a través del arte ayuda a crear armonía entre el corazón y la mente, por eso pintar nos va a servir para educar nuestra inteligencia emocional, desarrollar la empatía y una mente más abierta. El arte proporciona una visión más amplia del mundo que nos rodea y cómo armonizar con nuestro yo interior.

Espero que te haya gustado este artículo y tengas mucho más claros los beneficios de tus clases para todos tus alumnos. Tanto si impartes clases de pintura a niños o a adultos, es muy importante saber transmitirles estos beneficios para que valoren aún más tu academia de arte. Si quieres saber como aumentar tus alumnos descárgate totalmente gratis nuestra guía: Students Multiplayer Strategy


Elisabeth Torralba

Redactado por Apr 26, 2021

Elisabeth Torralba

Especialista en Operaciones y Producto en Kydemy ⚙🔧 . Ayudo a elaborar los procesos que permiten perfeccionar el producto ideal para nuestros clientes. 👌

¿Quieres mejorar tus inscripciones?

Student Multiplier Strategy

Consigue gratis una copia de nuestra estrategia Student Multiplier Strategy™

Nunca compartiremos tus datos. También recibirás nuestra newsletter con información interesante y puedes darte de baja cuando quieras.